Marcelo Delgado

Tuesday, August 23, 2005

Belladonna



Fuimos tejiéndonos uno al otro en medio de pupilas dilatadas entre luces y sombras. Y sí, hasta la luz necesita de la sombra para brillar. Otra vez atrapada. Creo que la vida me está jugando una buena : estoy convencida de algo por primera vez en mucho tiempo. Y si es la vida la que me arrulla y mece, la felicidad va creciendo.
Doy saltos para lograr ver, intentando alcanzarlo al menos con la mirada; y es en vano.
Hasta que al fin, como si fuera por telepatía, aparece a la distancia y se muestra tal como es. (VISTA PRIVILEGIADA) . Yo no dejo de musitar.
Sabe de mi imperiosa soledad. Por eso, construyó una fortaleza alrededor mío. Esa es, por ahora, su demostración de protección hacia mí.
No hay vueltas: más belladonna (dilatador de pupilas) , por favor, que lo estoy necesitando.
Temblores y sacudidas. Esta vez el remezón está dentro mío. Dejo de culpar a la Pacha Mama.

Sunday, August 21, 2005

Soledad de día domingo


Otros sabrán extraer vivos rostros de los mármoles (La Eneida)

Friday, August 19, 2005

Carta para una princesa perdida en la vía láctea


Vieja Estrella : tu centellear delata un pasado mejor....Siempre estás cumpliendo los mismos rituales: sentarse en el mismo asiento del bus, usar ropa roja en días martes, sumar todos los números de las patentes de los autos, y cuando la obsesión es mayor aún, sumar todos los números de las casas, además de los de las patentes.
Inexorablemente la hora del almuerzo comienza un cuarto para las dos.
Obvio que sentada en la misma silla de la misma mesa con los mismos comensales. Y ésto, durante años.
Palabras (porque no son conversaciones) rotando la misma mirada sobre las mismas vivencias: casamientos, hijos, infidelidades, pero siempre de la vida de los demás.
Parece que la vieja estrella no tiene vida propia; es nada más que un ensamblaje de polvos. Y a partir de ahí: sobrevida. Eso es lo que lleva: una sobrevida a partir de su nacimiento, festejado por sus ancestrales viejas estrellas, paridas cuando no existía el bus, los autos, las patentes, las casas numeradas, las sillas, las mesas. Cuando todavía no existía lo que llamamos conversaciones (¿o palabras?).
Dedicado a todos los que vivimos perdiendo 21 gramos todo el tiempo, aún en vida...
(P.D. : al morir, dicen que pesamos 21 gramos menos. ¿Será que el alma que vivía en nosotros nos abandona definitivamente?)

Wednesday, August 17, 2005

Sobre "Humanos"


Una canción de Pastoral (encendé los parlantes antes de clickear sobre "Pastoral")

Lustrabotas de avenida

Lustrador de las miserias ambulantes sé que todos usan guantes para estrechar tu mano sucia desde el antebrazo hasta todos tus dedos que aunque sean diez impotentes son, que aunque sean diez, tus manos son dos. Luchador de la ironía cotidiana entre tus manos mugrientas oprimes tu arma de cerda como todas las mañanas en la calle o en el bar te llaman a vos sin saber quien sos.Alumno sin maestro quién te dio a luz a oscuras....Si pensamos que tu vida es ignorante entre frascos de tintura ,entre pobres y avenidas tienes tu epitafio listo y un diez de graduado en la vida lustrando al sol.Cuanto te amé, pequeño; cuanto lloré tu muerte entre diarios y franelas


Sunday, August 14, 2005

Ángel




Resistiendo el encanto de ser, sufriendo en calles oscuras, temblando insegura...diálogos sin importancia; pasajes tenebrosos cargados de velas encendidas iluminando la confusión tenuemente.
Alcancé a verle la cara escondida por el sombrero raído. Se movía casi imperceptiblemente y transformaba su cuerpo en miles de figuras desconocidas.
En momentos, agitaba sus alas y se elevaba sobre el mundo miserable. Quería sentirse alejado de tanta tristeza, pero volvía a caer: no podía olvidar su vida para siempre.
Caminó toda la noche, envuelto en telas extrañas, siempre buscando gente con quien compartir la soledad que lo invadía permanentemente.
Entró en un túnel infinito, y en las paredes, millones de mujeres posando, lo miraban detrás de un vidrio. La ciudad era plastificada y resguardada de cualquier problema. Eran sus habitantes tan añejos que sabían todas las reacciones humanas y prevenían cualquiera.
Llegó hasta donde había un anciano tocando un blues con su armónica. Y soltó tanta basura interior, que vió cómo al desprenderse de su ropa y su tristeza se reflejó en su cara un rayo del astro.
Comprendió que había otros mundos y viajó a ellos.......

Thursday, August 04, 2005

Conquistar : ¿una acción de otra época?

Estoy escribiendo en mi lugar de trabajo , para que, además de desalienarme, al poder acceder a una PC, no me quede pasmada. Físicamente, mi "oficina" (que no tiene ni paredes ni techo) está ubicada dentro de una bodega (tinglado) al lado de un container color rojo. Tengo un escritorio, una silla y miles de facturas para ordenar. Estoy rodeada de cientos de cajas de cartón, y cada una mide un metro y medio por lado y pesa unos 350 kilos.
Permanentemente escucho los 90 decibeles que surten las máquinas que están a 150 metros de distancia, que se asemejan al sonido de cadenas oxidadas de columpios en movimiento.
Cada tanto hay una explosión que me hace saltar de la silla: estalló una botella por exceso de aire. Las preformas de las botellitas plásticas en miniatura contenidas en las cajas gigantes, pasan a ser infladas. Y si mi estado de alerta no aumenta por los estampidos, aumenta por los temblores de la Pacha Mama.
Siempre hay una nube de jarabes flotando, que me irritan los ojos y la nariz. Así que en medio de este panorama, uso un casco, mascarilla y escucho la radio por auriculares para no padecer tanto la contaminación auditiva y demás.
Pero como siempre le encuentro lo bueno a las situaciones que vivo, me divierto: casi todos los días un compañero de trabajo ejercita una mezcla de instinto de caza con instinto de curiosidad , y hace mil malabares. Y logra sorprenderme. Hoy se subió al container, sigilosamente, y desde el techo del armatoste, me tiraba sin que yo lo viera, las fotos de tamaño carnet que le había arrancado a los curriculum vitae del año 2000 apilados en cajas.
¿Qué hice con las fotos? Se las pegué a una de las cajas gigantes, como para que no sea tan anónima y homogénea. Ahora tiene colores y rostros.
Yo pienso en una relación entre estos instintos ( y otros más), con las diversas conquistas y me surge preguntarme si las acciones relacionadas a conquistar se desvanecieron poco a poco con el pasaje del ser humano de un estado primitivo a uno menos primordial. A este pasaje le llaman "evolución" . Evolución : condiciones de subordinación, de marginación, de exclusión.
Todavía no podemos conquistarnos unos a otros. Más aún, el desafío que considero fundamental en estos tiempos es conquistarse a uno mismo.

Wednesday, August 03, 2005

En homenaje a los desaparecidos

Vuelos
Bersuit Vergarabat
Vos me estás mirando y yo voy a caer, colgado en tu sien. Vos me estás mirando y yo voy a caer. No me ves pero ahí voy a buscar tu prisión de llaves que sólo cierran...No ves pero ahí voy a encontrar tu prisión. Y la bruma rebota siempre hacia aquí. Espuma de miedo,viejo apagón,y la bruma rebota, siempre hacia aquí.Solo voy a volver, siempre me vas a ver y cuando regrese de este vuelo eterno. Solo verás en mí, siempre a través de mí un paisaje de espanto así. Y el nylon abrió sus alas por mí... y ahora vé solo viento.Y el nylon abrió su alas en mí.Tu cara se borra, se tiñe de gris, serás una piedra sola... Te desprendes de mí, yo me quedo en vos... Ya mis ojos son barro en la inundación que crece, decrece, aparece y se va y mis ojos son barro en la inundación.

eXTReMe Tracker