Marcelo Delgado

Sunday, December 25, 2005

Diáfano arrebol : volviendo a las fuentes

"Eran las 7 de la tarde..ahí pensó ella, antes de seguir camino, todo cabía en el mar. Recordaba la mañana sentada en el puerto, viendo llegar a las barcazas con hombres atravesados por la sal y la brisa, pescadores de manos callosas con los hombros y las caras ardientes del sol, reflejando una extraña seguridad para vivir.

No supo en qué momento le llegó el deseo de conocer al mar, y al mar llegó luego de un largo viaje. Oscureció despacio. Sola en la playa se dejó empujar por las olas hasta la orilla, soñando con que sus piernas se transformaran en una cola de sirena. Le dolía el corazón en medio del espejismo.

Resplandeciente, se aventuró a atenuar la fiebre. Contemplando el horizonte plagado de tres azules, un dorado y un arrebol inolvidable, se propuso volver a las fuentes: un mundo fascinante la aguardaba.

Ávida de magia, quiso paz. Olvidó los días de rutinarias costumbres, se preguntó si el libertario enamoramiento la atraparía algún día....

Entristecida por la ausencia de lo nunca presente, asomó como la claridad en el día que empezaba: DIÁFANA.

Fue tornándose cercana la silueta que quedó anclada en su retina. Se quedó mirándolo fijamente admirada de la belleza que irradiaba. Tenía los hombros suavemente alzados, caminaba despacio como sobre un alambre, el pelo rizado y subversivo cubría su nuca de porcelana.
Fue deslumbrada por su audacia., su voz de adolescente y sus manos de pirata....y se enamoró con toda obviedad; se enamoró como se enamoran siempre las mujeres inteligentes: como una idiota.

"En realidad -dijo él- los finales son indignos del arte. Las obras de arte son siempre inconclusas. Quienes las hacen, no están seguros nunca de que las han terminado. Sucede lo mismo con las mejores cosas de la vida".

Perdieron las palabras y se vieron enlazados sin remedio y sin prisa.

Era un hombre extraño y fascinante, luminoso como un ángel exhausto. Para ella, nadie pudo ser mejor compañía. No sintió nunca la vergüenza de los que abusan ni el deber de los que prometen.
Jamás pudo evitar el frío bajándole por su espalda cada vez que alguien mencionaba aquel nombre, nombre que evocaba en ella ojos de miel y una boca brillante."

1 Comments:

At 11:19 PM, Blogger christopherlangley6993 said...

I read over your blog, and i found it inquisitive, you may find My Blog interesting. My blog is just about my day to day life, as a park ranger. So please Click Here To Read My Blog

 

Post a Comment

<< Home

eXTReMe Tracker